Busque en este sitio web:


Para más opciones de búsqueda





Novedades

¿Quiénes somos?
Introducción y bienvenida
Acerca de Sanctus Germanus
El objetivo de este sitio web

La Gran Hermandad de la Luz
Sobre el Amanuense
La Fundación Sanctus Germanus

Galería de fotos

Enseñanzas
Mensajes de actualidad
Enseñanzas esotéricas de la Hermandad
Contraparte feminina
Libros pertinentes
Formación esotérica y mística
Autosuficiencia - (en inglés)
Invocación y meditación
Contacto con el alma
Posesión por una entidad
THO

Presentaciones
Conferencias
Conversaciones esotéricas
Videos de conferencias y discusiones - (en inglés)
Webinars

Servicios
Perspectivas astrológicas
Proyecto de educación de la nueva raza
Sembrando en la conciencia global
Curación telepática


Contáctenos
Preguntas y respuestas
Contáctenos
Perspectivas humorísticas

Boletín (en inglés)

La librería Sanctus Germanus

 


Email Newsletter

 

idiomas
Inglés Español

 

 



Books of Interest

Teachings of the Great Brotherhood of Light by the Masters Kuthumi and Morya

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 1 by the Amanuensis

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 2 by the Amanuensis

Sanctus Germanus Prophecies Vol. 3 by the Amanuensis

 

www.sanctusgermanus books.com




Las mujeres se invisten de poder






Estelle Roberts

Señoras, que fluya el poder por sus venas, y que no lo resistan. Rogamos mediten sobre el poder, porque van a encontrar auténticos cofres del tesoro ahí, listos para ser abiertos. ¿Para qué entretenerse en la puerta cuando dentro de una misma la Madre está haciendo señas para que entre? Superad vuestra timidez, señoras. Levanten el velo del descontento. Sed felices y daos cuenta que el poder está allí, esperando que lo cojáis.

Imaginaros ser tres veces más audaces de lo que sois ahora. Ahora bien, que no estamos hablando de ninguna agresividad brusca que cae mal a todo el mundo. No, no, al contrario, estamos hablando de una audacia que hará que se pongan de pie los demás exclamando "¡bien hecho! , mientras se despliega tu divinidad ante de sus mismísimos ojos. He aquí el tipo de poder que tendríais que tener como meta. No el poder del otro tipo que provoca comentarios como " Que grosera y maleducada es! " Eso no, por favor, sino el tipo de poder que lleva a uno a comentar "Que privilegiadas somos por tener una como ella entre nosotras, porque, mira, ya me veo yo despertándome de la misma manera que ella."

Fuera con las limitaciones. Álcense. ¿Cómo? Contemplen el poder. Yo diría que hace ya mucho tiempo que ninguna de vosotras se dedica a eso. Simplemente mediten sobre el poder, nada más, cinco minutos, y observen el efecto que tiene en vuestra conciencia. Luego, dedíquenle diez minutos, por decir algo, y luego por lo menos media hora al día. Y verán lo fuerte que estaréis al cabo de un año. Siendo esto precisamente el plan. Y es el motivo por el cual he venido aquí para hablarles de esto. En otras palabras, no se puede tener poder cuando nunca se piensa en él. Raras veces que venga el poder a uno que no se ha dado cuenta de él y que no es conciente. Una pistola cargada no se le da a un niño. Tendrían que recibir formación y práctica en cuanto a su uso mucho antes de poder usarla de verdad.

La mayoría de vosotras necesitáis más poder simplemente para alcanzar vuestras metas tales y como son. Nuestro motivo para estar aquí es darle a ese botón en vuestra conciencia que arranque el proceso de la contemplación y la meditación. ¡Contemplen el poder! ¡No le tengan miedo! ¿Por qué no iban a aceptarlo cuando hay otros en este planeta que lo cogen con las dos manos y no valen ni la mitad de lo que valen Ustedes?

A Dios le agrada veros crecer y ampliar horizontes en cuanto a capacidades y habilidades en todos los campos. No es momento ahora de ser tímida ni coqueta. Es hora de ser audaz y de atreverse en el mejor sentido de la palabra. Y tampoco estamos hablando de esforzarse más allá de los límites físicos de una. Porque el afán excesivo puede llevar una a ese punto y el precio que se paga, desafortunadamente, es alto. A toda hora uno debe de tener en mente que el cuerpo físico tiene sus propios límites, y que ir más allá de ellos se hace paulatinamente. No queremos forzarlo tampoco. Es como uno que hace footing, lo deja durante tres meses, y luego se pone los zapatos de deportes y corre 5 kilómetros. Es pasarse un poco. Es mejor ir poquito a poco. Y esto es lo que sugerimos que hagan con la conciencia. Igual que el músculo, pues debe ser usado.

Ganando poder. Haz dos cosas: Primero estudia tus motivos. Incluso si piensas que ya sabes cuales son. Haz una lista. Examínalos y revísalos. Pon tus motivos por escrito. ¿Motivos de qué? Motivos en general. Apúntalos todos. ¿Qué es lo que realmente te mueve? ¿Qué es lo que quieres que se cumpla? Ahora, sé honesta, porque nadie más que tú lo va a leer. Y no estamos hablando de metas como por ejemplo "Quiero ganar tanto dinero en tanto tiempo." No, no, nada de eso. Son metas mundanas. Estamos hablando de tus motivos, no tus metas. Apunta tus motivos y verás como reflejan tus metas a la perfección o de manera imperfecta.

En segundo lugar, sé conciente de que el poder y la responsabilidad son las dos caras de la misma moneda. Y que quizás haya ciertas cosas de las cuales no te estás responsabilizando porque no quieres. No quieres dar ese paso de más. No obstante, te estamos diciendo que con ese paso de más, tendrás mucho más poder y que te servirá para lograrlo. Así es como funciona. Primero tienes que estar dispuesta a pagar el precio, y luego obtienes la piedra preciosa. ¿No funciona así el comercio? Primero ves algo que quieres, luego decides si estás dispuesto a pagar el precio. Lo pagas, y te lo llevas. Pocos se arrepienten. Así que, medita sobre tus propios motivos y sobre el poder.

Vas a ver como las mujeres en este mundo se investirán de poder a un ritmo acelerado. Es porque el papel que desempeñarán en el futuro será mucho más importante del que han desempeñado en los últimos siglos. ¿Por qué? Porque está demostrado que las civilizaciones llegan a su auge en periodos durante los cuales las mujeres gozan de mucho estimo. Al hombre le beneficia igual un mundo donde hay igualdad entre hombre y mujer. El compartir poder permite que se manifieste el Equilibrio Dorado entre el principio masculino y el principio femenino en las relaciones humanas.

 


Sanctus Germanus Libros

Principal página

Comunícase con Nosotros

©2007 El sitio web entero es protegido bajo la Ley canadiense de Derecho de autor de 1985 y todas revisiones después
y la Convención de Berna. Bien en todo el mundo reservado por la Fundación Sanctus Germanus.